miércoles, noviembre 30, 2016

LOS ULTIMOS DIAS DE GEORGE HARRISON


  Un 29 de Noviembre de 2001, dejó de existir físicamente George Harrison.
George Harrison nació el 25 de Febrero de 1943. Era el menor de cuatro hermanos y el menor de los cuatro Beatles.
 Desde muy pequeño mostró especial interés por la música siendo sus grandes héroes Carl Perkins y el cantante Lonnie Donegan.
 Harrison conoció a Paul McCartney en una parada de autobús que compartían para ir al Liverpool Institute donde George era considerado un excéntrico por su extraña y poca convencional vestimenta.
 McCartney había ingresado meses antes en un agrupación musical, lid erizada por John Lennon, llamada “Los Quarrymen” y desde entonces había estado tratando de convencerlo de que permitiera la entrada de su pequeño amigo Harrison, de apenas tenía 14 años de edad, a la banda.
Lennon veía a George como un niño y solo lo admitió después de escucharlo interpretar la canción “Raunchy” en el segundo piso de un autobús
 A partir de ese momento John, Paul y George se convertirían en inseparables y nadie podía suponer entonces que con su música cambiarían en pocos años la faz de la tierra.
 Los Beatles fueron el producto de cuatro personalidades totalmente opuestas.
 Harrison era el más introvertido del grupo y desde el comienzo parecía estar más interesado en su guitarra que en el alboroto que producían los Beatles.
Incluso parecía molestarle la adulación y la intervención constante de la prensa en su vida privada.
En una ocasión comento que “prefería ser exitoso a ser famoso”.
En los conciertos Harrison se paraba siempre entre Lennon y McCartney y era quien hacia los solos de todas las canciones.
 En una oportunidad el guitarrista dijo que a veces “se sentía un testigo más del éxito de John y Paul que un integrante del grupo..” Esta aseveración es un poco simplista porque con el tiempo Harrison llego a componer canciones tan buenas o mejores que las de sus compañeros Lennon y McCartney y de hecho escribió la segunda canción más versionada del mundo, después de “Yesterday”, como es “Something”.
 Únicamente con ese logro Harrison hubiese pasado a la inmortalidad como uno de los compositores más grandes de todos los tiempos.
  Fumador empedernido desde muy temprana edad, Harrison fue diagnosticado de cáncer de garganta en 1997.
 Ingreso de inmediato en el hospital Royal Mardsen de Londres donde fue sometido a dos sesiones de radioterapia.
En aquella oportunidad el músico declaro a la prensa  “que había tenido mucha suerte y que pensaba vivir muchos años más...” Lamentablemente, meses después, le fue diagnosticado un tumor cancerígeno en uno de sus pulmones que lentamente, a pesar de una operación exitosa de remoción del mismo, se fue expandiendo hasta llegarle al cerebro.

 En diciembre de 1999 un fanático logro burlar los avanzados sistemas de seguridad de su casa en Londres y, tal como había ocurrido con Lennon en 1980, el atacante dijo “Haber recibido órdenes divinas de asesinar al ex Beatle”.
Harrison recibió tres heridas punzo penetrantes en el pecho una de las cuales le atravesó el pulmón derecho debilitando su ya precario estado de salud.
 A principios del 2000 el guitarrista volvió a la palestra musical con una remasterización de su álbum “All Thing Must Pass”” que incluía una re-grabación de su clásico “My Sweet Lord” así como algunas tomas alternas de otras canciones de este álbum considerado como su obra maestra. En aquella oportunidad el ex Beatle declaro que tenía planeado reeditar y remasterizar cada uno de sus álbumes como solistas, pero lamentablemente el tiempo no lo espero.
En julio del 2000 Harrison confirmo a la prensa “que sufría nuevamente de cáncer y que esta vez se había propagado hasta su cerebro”.
 El músico, siempre consciente de la angustia que su estado de salud le causaba a sus seguidores, publicó varios avisos de prensa “agradeciéndoles a sus fans su preocupación afirmando que se encontraba bien”. Sin embargo amigos cercanos del cantante sabían que su salud se deterioraba rápidamente y que el fin era inminente.
 En Agosto del 2000 George hizo su última peregrinación a la India donde por última vez se bañó en el rio sagrado de Ganges, lugar de adoración de aquellos,  como Harrison, profesan la religión krishna.
 A su regreso a Europa el guitarrista grabo con Jools Holland la canción "A Horse to the Water" que fue incluida en el álbum “Small World Big Band” del ex tecladista del grupo Squeeze.
Este canción fue acreditada bajo las siglas RIP 2001, que en ingles sirven para abreviar las palabras “Rest in Peace” o “Descanse en paz” un macabro acto de ironía de parte del guitarrista frente a la muerte.
   A pesar de que la enfermedad se expandía rápidamente y que los tratamientos no estaban dando los frutos deseados Harrison no se daba por vencido.
En septiembre del 2000 el Beatle participó en la grabación de la canción “Love Letters” del Stone Bill Wyman y paralelamente grabo junto al ex baterista del grupo Trafic, Jim Capaldi, la canción “Ana Julia”
Durante sus últimos días siguió componiendo y grabando canciones para el que sería su último álbum llamado “Brainwashed” que fue editado mundialmente el 19 de noviembre de 2002 casi un año después de su muerte gracias a los esfuerzos de su hijo Dhani y el veterano productor Jeff Lynne.
  Luego de un breve descanso en su casa en Maui, en Hawái, Harrison regreso nuevamente a Suiza, en octubre del 2000, para continuar con su tratamiento médico.
En aquella ocasión el director de la institución le informo al músico la terrible noticia de que “todos los esfuerzos habían sido en vano y que la enfermedad seguía expandiéndose”.

Olivia Trinidad Arias conoció a George Harrison en 1974 cuando trabajaba como asistente del sello A&M que distribuía los discos del ex Beatle en los EEUU. George y Olivia tenían un trato estrictamente profesional. Nunca se habían visto en persona y solo hablaban por teléfono ocasionalmente.
Sin embargo, el cantante se sentía atraído con la voz y la amabilidad de esta dulce mujer de ascendencia Mexicana. A finales de 1974 se conocieron finalmente gracias a los buenos oficios de un amigo común y desde entonces vivieron juntos hasta que en agosto de 1978, con el nacimiento de su único hijo Dhani, se casaron.

A finales del año 2000 la situación de los esposos Harrison era desesperada. Los médicos del instituto oncológico de San Giovanni en suiza les confirmaron que a pesar de los múltiples esfuerzos la enfermedad seguía avanzando rápidamente. Olivia Trinidad se averiguo entonces, a través de la internet, la existencia de un revolucionario programa desarrollado por el doctor Gil Lederman en el Staten Island Institute en Long Island.
 Este tratamiento consistía en aplicar altas dosis de radiación directamente al tumor cancerígeno del paciente sin dañar las células buenas. Según el doctor Lederman este tratamiento no tiene como finalidad curar al paciente sino simplemente permitirle la posibilidad de prolongar su vida sin la ingestión de químicos y dolorosos tratamientos.
 En noviembre del 2000 Harrison ingreso de incognito en el Staten Hospital, con el seudónimo de Jorge Arias, para recibir de inmediato el tratamiento bajo la supervisión del Dr. Lederman.
El 12 de noviembre, consciente de que ya le faltaba poco, George invito a Ringo Starr y Paul McCartney al hospital para despedirse de ellos.
 Como era de suponer, la reunión de estos tres amigos se tornó muy triste y se dice que estuvieron largamente hablando, riendo y recordando sus días de gloria
 Ringo abandono el hospital profundamente consternado al mediodía mientras que McCartney permaneció junto a su convaleciente amigo hasta finales de la tarde.
 Esa sería la última vez que estos tres personajes, que con su música transformaron al mundo, se encontraban para despedirse.
 Consciente de que el final estaba cerca y negado a que su muerte se convirtiera en “Noticia de última hora”, Harrison decidió contratar los servicios de un ex guardaespaldas profesional llamado Gavin de Becker para que se ocupara de los pormenores y de la privacidad de su deceso.
 A los pocos días el cantante ingresó en un hospital especializado en pacientes con cáncer terminal pero a los pocos días fue trasladado a una casa cercana al hospital dado que eran simplemente inútiles todos los esfuerzos para aliviarle el dolor.
 El miércoles 28 de noviembre, después de pasar 36 horas en coma, el guitarrista recibió la visita de su maestro de citar, Ravi Shankar, con quien paso el resto del dia. Sería el último personaje de su entorno íntimo que lo vería con vida.
  George Harrison murió en la madrugada del día 29 de noviembre de 2001 acompañado de su familia y de dos miembros de la comunidad krishna.

 A las pocas horas de su deceso su esposa hizo público un comunicado que rezaba textualmente lo siguiente: “George dejó este mundo de la misma forma como vivió: consciente de Dios, sin temor a la muerte, en paz y rodeado de sus familiares y amigos. George solía decir que todo puede esperar excepto la búsqueda de Dios...”
 El cuerpo de George Harrison fue cremado a las 7:30 de la noche del día 29 de noviembre según las especificaciones del rito krishna.
Antes de la cremación se ofreció un servicio funerario al cual asistieron Yoko Ono, Tom Petty, Jeff Lynne y el presidente del sello discográfico “Dream Records”, Mo Ostin, quien luego ofreció una pequeña recepción para recordar la vida y obra del ex Beatle.
 Aquella noche en Londres, el primer ministro británico Tony Blair recibió la noticia de la muerte de Harrison con gran estupor y dijo que “el mundo lo recordaría siempre, no solo por su gran talento como compositor y guitarrista, sino también por su enorme sensibilidad social”.
Según se descubrió luego el ex Beatle destino 10 por ciento de su masa hereditaria, es decir unos 30 millones de dólares, a organizaciones y fundaciones caritativas.
George Harrison creo un estilo musical. Su técnica del “slide” es considerada como una de las mejores del mundo porque fusiono el estilo de la citara con acordes de rock.
 En 1964 introdujo la guitarra de 12 cuerdas al mercado musical y por ende expandió el sonido de las bandas de rock.
En 1966, durante la grabación de “I`m only Sleeping” el músico se tomó seis horas para grabar el enigmático solo que distingue la canción.
 Era el más aplicado y serio de los cuatro Beatles y sin embargo sus comentarios rebozaban de humor y sabiduría.
 George era reservado y nunca pretendió ser más que un ser humano consciente de que cualquiera, con empeño y dedicación, podría logar lo que los Beatles hicieron.
Solía bromear con respecto a su posición dentro del cuarteto más grande del mundo y se auto describía como “un Beatle de clase comercial” o “de segunda categoría”
 George Harrson fue el primer músico de rock occidental que experimento con los sonidos y la cultura hindú.
 Creía fervientemente en Dios y casi todas sus composiciones después de la separación de los Beatles giraban en torno a sus creencias religiosas.
 Como dijo después el propio Paul McCartney: “los Beatles nunca hubieran llegado a ser lo que fueron sin la personalidad y habilidad de George Harrison con la guitarra”.
 Nunca trato de imponer su criterio y siempre se mantuvo alejado de toda aquella locura colectiva llamada la beatlemania.
 En una entrevista algunos meses después Paul Simon, al ser preguntado acerca de la muerte de su amigo, el “Beatle silencioso” respondió: No creo que deberías llamarlo así, lo que pasa es que George, a diferencia de los otros, nunca exigia ser oído...””

1 comentario:

  1. Excelente palabras y letras para una persona que cambio a muchas
    personas en el mundo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...