Ir al contenido principal

SUBASTADA POR 2.400.000 $ GUITARRA ROBADA DE JOHN LENNON



Una guitarra acústica, modelo j-160 marca Gibson, que le fue robada a John Lennon en 1963, fue subastada el pasado fin de semana por la exorbitante cantidad de dos millones cuatrocientos mil dólares a través de la casa Juliens´s de Beverly Hills.
 Lennon compuso y grabo muchos éxitos de los Beatles con este instrumento e incluso la tenía en sus manos el día que el cuarteto grabo un video de la canción “I Want to Hold Your Hand” para un especial de la televisión inglesa.
John Lennon y George Harrison compraron cada uno un modelo de estas guitarras en 1962, en una tienda de instrumentos en Liverpool, por un poco más de ciento sesenta libras esterlinas, hasta que en diciembre del año siguiente, en un concierto navideño de la banda,  un amigo de lo ajeno se hizo con la de Lennon.
 Durante toda su vida el Beatle se quejaría amargamente de aquel robo alegando que era su guitarra favorita lo que casi le cuesta el puesto a Mal Evans quien por aquel entonces apenas comenzaba a trabajar como rodie de la banda.
 Nadie sabe a ciencia cierta como fue a parar esta guitarra a los EE.UU., pero a finales de los sesenta fue comprada por un músico aficionado, llamado John McCaw, en una tienda de instrumentos usados sin saber que pertenecía a John Lennon.
 La autenticidad de la guitarra fue certificada por ejecutivos de la fábrica Gibson gracias a su número de serie y el tipo de madera amén de otros detalles y rasgos que personales que le imprimió Lennon por el uso.
 La mitad de los beneficios obtenidos por la venta de este histórico instrumento fueron destinados a una fundación, llamada “Spirit Fundation”, creada por el Beatle su esposa Yoko Ono de la década de los ochenta.
 El feliz comprador que desembolsillo los dos millones cuatrocientos mil dólares prefirió permanecer en el anonimato.
 El monto supero con creces su precio de salida, estimado en un poco menos de un millón de dólares lo que la convierte a esta guitarra en la segunda más costosa del mundo, solo superada por una Fender Stratocaster autografiada por varias estrellas de la música, que fue subastada en 2005 en Qatar dos millones setecientos mil dólares.

Cabe destacar que actualmente la pieza musical más cara del planeta es la partitura original de la novena sinfonía de Beethoven, escrita a mano por su autor, que fue vendida a inicios de esta década por tres millones de dólares, es decir, setecientos mil dólares más que la de John Lennon.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

GILES MARTIN PRESENTO EN HOLLYWOOD LA REMASTERIZACION DE EL ALBUM BLANCI

Giles Martin, el hijo del productor George Martin, presento la “Remezcla 50 Aniversario del álbum blanco” en un evento privado en los estudios Capitol records de Hollywood. El disco, cuya publicación se espera para el próximo 9 de noviembre, según el propio giles, “costo mucho menos trabajo que la reedición del Sgto. Pimienta, el año pasado, debido a que para su grabación el cuarteto conto con las facilidades de una consola de ocho canales y un número reducido de músicos invitados”. Dijo que a su padre “ no le divirtió para nada grabar ese disco, el único de doble formato de los Beatles, porque para ese momento el grupo había tomado las riendas del estudio y trabajaban de forma individual.”. El joven productor, dijo también que la nueva mezcla de “el álbum blanco” nos presenta una versión cronológica de su confección comenzando con la reproducción de 27 surcos de los llamados “demos de Esher”, pasando por unas algunas tomas alternas, hasta llegar a las canciones que se incl

PAUL MCCARTNEY EN AUSTIN CITY LIMITS MUSIC FESTIVAL 2018

PAUL MCCARTNEY ANUNCIA LA POSIBLE PUBLICACION DE LA PELICULA LET IT BE

En medio de las promociones de su más reciente álbum, titulado “Egypt Station”, Paul McCartney encontró tiempo para anunciar la posible publicación de una nueva edición remasterizada de la película “Let it be”. Filmada durante el mes de enero de 1969, “Let it be” termino siendo un documental acerca de la disolución de la banda. Durante su grabación fueron invertidas muchas horas de trabajo y cintas de audio que meses después fueron entregadas el productor Phil Spector para que les diera forma y se publicara un disco. La película original, filmada por el director Michael Lindsay-Hoog, incluía extractos de la última actuación en vivo del cuarteto en el techo de las oficinas del sello Apple en Londres. En una entrevista para una emisora de radio en Canadá, McCartney aseguro que la empresa discográfica de los Beatles se encuentra en conversaciones para lograr una nueva versión de la película debido   a la cantidad de material inédito que quedo fuera, un aproximado de 56 horas d